David y Jonatán desnudos

Jonatán volvía a casa de su trabajo diario cuando divisó al joven más caliente que jamás había visto, sentado tocando las cuerdas de una lira. Cabello rizado, cara de querubín, suave y ligeramente musculoso pero apenas lo bastante grande para dejarse crecer la barba.

¿Quién es ése?", preguntó a su escudero.

"Es un nuevo recluta que ha enrolado tu padre. Es pastor y viene de Belén. Se llama David."

"Chico", llamó Jonatán a David. "Eso que tocas es una canción fabulosa. Ven esta noche a verme y me la enseñas."

Más tarde, David y Jonatán estaban relajándose en la habitación de Jonatán, fumando, intercambiando melodías con la lira y conversando de cualquier cosa.

"Es una túnica muy guapa la que llevas."

"¿Te gusta? ¿Por qué no te la pruebas?", preguntó Jonatán y desnudándose, se la colocó a David sobre los hombros, y el miembro que se le empezaba a endurecer le rozó la cadera al joven.

"Prueba también esta espada", dijo, y deslizó la empuñadura de su arma en la mano derecha de David, mientras le guiaba la otra mano a su palpitante lanza.

David abrió desmesuradamente los ojos pero cogió firmemente la verga de Jonatán mientras pesaba la espada.

"Tiene un buen peso", dijo, mirando directamente Jonatán. "Me gusta algo que puedo empuñar así", dijo y comenzó a frotar el prepucio acariciando el glande de Jonatán.

Jonatán sonrió y acercó su mano hasta coger el bulto que crecía bajo la túnica de David.

"Veo que sabes utilizar esa arma".

"No tengo tanta experiencia como tú. Quizá puedas guiarme."

"De acuerdo. Es preferible coger al enemigo en algún tipo de desventaja, cogerlo desprevenido, por ejemplo, por detrás". David entendió la indirecta y se colocó por detrás de Jonatán.

"Incluso es mejor si lo encuentras en una posición vulnerable." Jonatán se inclinó hacia delante, presentándole sus nalgas a David, cuyo instrumento estaba ahora totalmente erecto y chorreando de su lubricación.

"Tienes que evaluar bien tu blanco", dijo Jonatán, inclinándose para abrirse del todo y enseñarle a David el estrecho agujero de su culo. "Y blande tu arma." David sacó sus diecisiete centímetros y frotó la punta de su polla contra el ojo del culo de Jonatán.

"Cuando golpees", dijo Jonatán, "no tengas misericordia". David lo penetró profundamente, y Jonatán tragó aire. "Pues, quizá con un poco de misericordia", agregó. David se retiró y escupió sobre su verga unas cuantas veces antes de volver a entrar.

"¡Ahora!", exclamó Jonatán, "hasta dentro, hasta la empuñadura." David embistió el culo de Jonatán hasta que acabó con un grito.

"Madre mía, ¿Dónde aprendiste a follar así?"

"Hay que hacer algo para pasar el tiempo con las ovejas."

Más tarde, los dos estaban abrazados sobre el lecho y Jonatán acariciaba los rizos de David.

"Eres un rival considerable", dijo "pero me alegro de que estamos del mismo lado."


Samuel I, 18: 1-4

[1]Cuando David terminó de hablar con Saúl, Jonatán se quedó prendido del alma de David y comenzó a quererlo como a sí mismo.
[2] Ese día Saúl guardó a David en su casa y no le permitió regresar donde su padre.
[3] Entonces Jonatán hizo un pacto con David, porque lo quería como a sí mismo.
[4] Y Jonatán se despojó del manto que llevaba y se lo dio a David, y también le dio su propia armadura, así como su espada, su arco y su cinturón.

 

 

 

Lot: un asunto familiar | Abraham visita a la doncella | Onán derrama su semilla |
David y Jonatán desnudos
| La virgen que calentaba la cama a David | Rut y Noemí


Share your thoughts and bible passages you'd like us to explore:

Name (optional):
Location:
Email (optional)::
How I heard about this site:
My suggestions: